Limpieza de oídos 11

Dice el diccionario de la RAE sobre la palabra Cantautor: “Cantante, por lo común solista, que suele ser autor de sus propias composiciones, en las que prevalece sobre la música un mensaje de intención crítica o poética.”

Era menester de los juglares, maestros de la canción medieval, utilizar la lírica y la forma para llevar a cabo su propósito estético y/o comunicativo. Rápidamente la forma canción se convirtió en uno de los géneros más populares de la música en occidente y desde entonces no ha dejado de existir en el repertorio universal.

La forma en sí era tan atractiva que sugería el baile y el canto en coro de sus estribillos. Por algo se convirtió en el estandarte del pop moderno, tanto así, que hoy en día se habla más de canciones que de obras musicales. Es una realidad histórica que en el gran arte de la canción los compositores nunca han privilegiado la lírica a la música, ni viceversa, pues el arte de hacer canciones es lograr la perfecta comunión de estas dos cosas. Continúa leyendo Limpieza de oídos 11

Limpieza de Oídos 10

Hace un año, cuando inaugurábamos esta columna, nos quejábamos de la poca crítica musical que se hacía en la ciudad. Parece que el esfuerzo de persistir ha animado a otros a escribir sobre los sonidos que resuenan en esta villa.

Socorro, sitio en el que también colaboro reseñando discos, ha dado bastante de qué hablar; LaEmboscadura le ha dado espacio a otras voces que se animan a narrar la música de la ciudad con un espíritu crítico; HagalaU sigue haciendo la tarea de periódico musical y de vez en cuando se suman a la tarea crítica; una nueva revista impresa – Rock n’ Roll – llama la atención por su impresión full color pero aún no convence en contenido, y no lo va a hacer si sigue gastando tinta en grupos que no la necesitan: Guns n’ Roses, The Killers, IRA, David Gilmour, entre otros. El Colombiano aún mantiene su columna semanal, a la cual le vendría muy bien un nuevo enfoque; y hasta los muchachos de Música Corriente se han animado a escribir en este Corrientazo para que no los confundan con Martín y así no ser blanco en las discusiones que se generan en las redes sociales; otro que va cogiendo fuerza es Rockal, que solo asume posturas críticas fáciles en reseñas de discos y lo demás es periodismo informativo de eventos y bandas a los que les sobra el free press. Continúa leyendo Limpieza de Oídos 10

Limpieza de Oídos #8

Hay una historia que se repite en el escenario musical de Medellín: Una banda se reúne a ensayar, montan canciones, hacen arreglos en el instante, logran un sonido, pulen un repertorio, dan conciertos y el público parece interesado; hasta que llega el momento de grabar un disco. Van al estudio de grabación, el ingeniero de turno a veces da unas atrevidas recomendaciones y finalmente, después de muchas tomas y horas de mezcla, lo escuchan mil veces y no se sienten satisfechos. “Es que suena pasito”, “todo está muy opaco”, “el bajo no se entiende”, “la voz está perdida”, etc. Finalmente, por no perder la inversión, terminan publicando un disco que poco se parece al resultado que anhelaban y le echan la culpa al ingeniero que hizo la captura.

Son pocos los discos publicados en la ciudad que cuentan en los créditos con la figura del productor musical. Todos conocemos el legado de Federico López, un productor local que trabajó en discos como El Dorado de Aterciopelados, el homónimo de Parlantes y un polémico disco como el de Los Árboles, entre otros. Hoy en día la mayoría de grupos actúan de productores sin tener conocimiento del tema, o sin tener la valentía de entregar su obra a un tercero que les ayude a plasmar la idea musical en una placa discográfica. Continúa leyendo Limpieza de Oídos #8

Limpieza de Oídos #7

Desde hace unos años se viene gestando en la ciudad un interés por las prácticas sonoras contemporáneas, la música experimental o el arte sonoro. Cuál es la manera correcta de nombrarlo es una discusión bizantina. Aquí preferimos hablar de ello en términos musicales.

Asistimos el pasado mes de mayo en la universidad Eafit al concierto Bicicletas, Música Visual y solistas del ensamble [expr] Taller de prácticas sonoras. Se trata de una agrupación de música nueva que empieza a figurar dentro de la escena mencionada de la ciudad de Medellín. Reseñaremos en esta ocasión algunas de las obras más destacadas del concierto:

Sobre textos de Bernardo Soares, se trata de un performance para voz recitada y procesamiento de audio del compositor Sebastián Orejarena, que evoca la forma compositiva del Ommagio a Joyce de L. Berio pero que se ve enriquecida con respecto a este por la presencia de intérpretes en vivo (Alejandra Montes y Alejandro Bernal) que aprovechan la acústica y los medios digitales para proponer una deformación de la lectura según el desarrollo tímbrico que la obra va proponiendo. Continúa leyendo Limpieza de Oídos #7

Limpieza de oídos 4

Si hacemos un inventario de las agrupaciones locales de los últimos 20 años en la ciudad de Medellín, nos encontramos con una triste realidad: La mayoría de ellas se acaban tras publicar su primer álbum. No hay paciencia, no hay oficio. Otras no se acaban pero llevan diez años tocando las mismas canciones del primer disco; ¿acaso no se cansan de repetir la misma cantaleta? (Coffee Makers, Gordos Project, La 45). Finalmente, otro fenómeno más curioso que alarmante, es la incapacidad de los buenos proyectos de llegar o superar el tercer trabajo discográfico (Panorama, Neoplatonics, Planeta Rica). Continúa leyendo Limpieza de oídos 4

Limpieza de oídos

“Pues decimos… que hasta ahora no ha habido la menor crítica musical en Medellín. Todas las reseñas musicales han sido para prodigar flores y elogios, agotando las ponderaciones, cuidando únicamente de lisonjear la vanidad de los artistas, extranjeros o locales, y esto con dos fines, o debido a dos causas: la de no echarse enemigos encima o la de no meterse en honduras analizando lo que se escapa a la preparación o competencia de los críticos. ¿Va a continuar siempre así Medellín? Nadie seguramente lo deseará. Ni los mismos criticados; pues ya es hora de darse cuenta de que una crítica no puede hacer daño a nadie. Si no es exacta, el artista seguirá mereciendo la aceptación del público; y si es exacta, el público caerá en la cuenta y el artista tendrá que corregirse para poder seguir mereciendo esa aceptación. El resultado será que el público irá aprendiendo a discernir y a no guiarse por la sugestión de la fama, y que no podrá nadie venir a “meter la gómez”. A eso vamos y a nada más que a eso debe atender en adelante la crítica musical en Medellín.”1
Continúa leyendo Limpieza de oídos