Tenaces

Hace pocos años identifique mi pasión por la cultura, por su aporte al ocio, a la construcción y sostenimiento de la sociedad. Decidido a contribuir desde mis conocimientos y experiencias, yo, un ingeniero industrial con deseos de ser en algún momento músico y escritor, me aventuré a entrevistar personas que le han dedicado a este campo gran parte de su vida y trabajo. Lo que encontré fue admirable. Contamos con personas con mucho talento y grandes ideas que trabajan para el sostenimiento de la cultura. Pero en un país con nuestra problemática social y económica, no sólo hay que admirar su creatividad. Hay que elogiar su tenacidad.

Hoy la cultura está sujeta al juego de la oferta y demanda como si fuera una industria con ánimo de lucro, situación incompatible para muchas de las corporaciones e instituciones culturales de Colombia con objetivos que van más allá de una rentabilidad económica. En un ensayo escrito por el crítico musical británico Simon Reynolds titulado “¿Se murió el Underground?”, se hace alusión a como la tecnología ha ayudado a igualar en accesibilidad a los productos alternativos (Underground) y los productos masivos (Mainstream). Hoy uno puede consumir en una misma plataforma y al mismo costo ambos tipos de producto de cualquier parte del mundo. A pesar de esto, en dicha economía de mercado el éxito de los productos radica en tener un mayor presupuesto. Es decir, los productos masivos de empresas que tienen la capacidad de invertir en la difusión y que están dispuestos a sacrificar la calidad y el valor cultural a cambio de ser más rentables, tienen más garantías de éxito en estas nuevas plataformas de consumo.

Frente a este ambiente vulnerable para las iniciativas culturales, la tenacidad se convierte en una condición muy importante para la sustentabilidad de la cultura. Gracias a las personas “tercas” que se ocupan de la escena cultural, hoy tenemos varios espacios en donde se pueden encontrar esos productos alternativos y hay un nicho de consumidores pequeño pero fiel a estas propuestas. Quizás gracias a esta tenacidad en algún momento la cultura no estará más sujeta a las reglas de una economía de mercado y recibirá los apoyos suficientes para propiciar un ambiente de proyectos culturales de calidad.

Jaime Súarez.
Musiquero de Carnaval

Publicado por

Música Corriente

Juan Camilo Orozco Uribe, Músico y Comunicador Social.