Limpieza de Oídos 10

Hace un año, cuando inaugurábamos esta columna, nos quejábamos de la poca crítica musical que se hacía en la ciudad. Parece que el esfuerzo de persistir ha animado a otros a escribir sobre los sonidos que resuenan en esta villa.

Socorro, sitio en el que también colaboro reseñando discos, ha dado bastante de qué hablar; LaEmboscadura le ha dado espacio a otras voces que se animan a narrar la música de la ciudad con un espíritu crítico; HagalaU sigue haciendo la tarea de periódico musical y de vez en cuando se suman a la tarea crítica; una nueva revista impresa – Rock n’ Roll – llama la atención por su impresión full color pero aún no convence en contenido, y no lo va a hacer si sigue gastando tinta en grupos que no la necesitan: Guns n’ Roses, The Killers, IRA, David Gilmour, entre otros. El Colombiano aún mantiene su columna semanal, a la cual le vendría muy bien un nuevo enfoque; y hasta los muchachos de Música Corriente se han animado a escribir en este Corrientazo para que no los confundan con Martín y así no ser blanco en las discusiones que se generan en las redes sociales; otro que va cogiendo fuerza es Rockal, que solo asume posturas críticas fáciles en reseñas de discos y lo demás es periodismo informativo de eventos y bandas a los que les sobra el free press.

Esperamos que esto sirva de algo para la escena creciente y desarticulada, y que sea el público quien goce con estas publicaciones. Digo el público, porque no le queda muy bien a los músicos eso de estar llorando cada vez que hablan de su trabajo, ya saben ellos que la mejor respuesta la tienen con lo que saben hacer, ya que serán sus canciones las que se defiendan de estas plumas hirientes. Les pido excusas porque en todo caso esta no es una columna crítica sobre crítica musical, y no vamos a dejar de hablar de música.

Martín Olivo

Publicado por

Música Corriente

Juan Camilo Orozco Uribe, Músico y Comunicador Social.